Para reír y no llorar #dbtenchufados

Hay
momentos para todo.

Y
hay momentos que suceden al azar y otros más bien son intencionados. Mis
momentos desde el pasado puente de mayo son una mezcla de deseo, propósito,
necesidad y empeño para poder re-colocar muchas piezas desordenadas de mi vida. 

No
es que haya perdido yo el rumbo de mi vida, sino que ella tomó sin consultarme a
donde quería dirigirme y me llevó durante diez intensos meses por un desierto
de experiencias sociales necesario y una selva amazónica de sentimientos y
emociones. Ese puente de mayo tomé la decisión de marcharme a mi retiro para
ser de nuevo yo quien tomara el timón de mi vida. Ya era el momento y era
necesario.
Ordenar
conlleva vaciar y vaciar puede ser a la vez una oportunidad para aportar a
otros lo que tú ya no vas a utilizar y que puede ser de gran utilidad. Siempre
existen cosas que a uno no le son necesarias y a otros le son imprescindibles.
Así andaba yo el pasado viernes manteniendo una conversación de mis estados
emocionales con un buen amigo de vivencias cuando recibí un e-mail a mi nueva
cuenta de correo publicada tan solo 24-h antes en la red. (Para que luego digan
que las casualidades y el destino no tienen su parcela en esta vida).
Soy XXX redactora
de El Gran Debate de Telecinco. Estamos buscando para mañana un asesor/coach
para hablar bien de la profesión. Me puedes dejar tu contacto? gracias! 😉
Tras
este e-mail llegó lo correspondiente: conversación, indagación por ambas partes,
información y acuerdo. Acto seguido se pone toda la maquinaria a funcionar para
que la causa por la que dejaba mi retiro, saliera de la mejor forma posible. No
es solo una cuestión de imagen (ropa, complementos, etc.) también una cuestión de
preparación del tema para poder aportar la mejor “argumentación” posible con el
tiempo tan limitado existente. Todo comunica y cuidar los detalles es
fundamental.
Sinceramente, era consciente que mi posición era la más complicada y compleja, en un momento
donde la sociedad está cansada de ver como sus impuestos se van a los bolsillos
de muchas personas nada cualificadas y puestas a dedo. Todo un reto, y ya sabéis
lo que me gustan.
Mientras
tanto, ya había solicitado el “contenido” de mi participación en el programa.
Lo pedí verbalmente en aquella conversación de la misma forma que a mí me
pidieron una BIO y referencias; la respuesta hasta ese momento seguía siendo
nula. Me fui a la cama habiendo disfrutado del partido, Real Madrid 1- Atlético
de Madrid 2, buena conversación con mis
amigos @hotcreatividad @elenapablo en casa de @bodegasmoreta. Auuuupaaa mi
Atleti¡¡¡
Ya
era sábado, ya estaba en el tren camino de Madrid; indagué un poco vía Twitter
como estaba el planteamiento del Dbt y pude ir constatando sin haber recibido,
todavía por parte de los responsables de “contenido”,  que existía una gran
diferencia entre lo comentado y compartido con la redactora y el enfoque de la
publicidad de dicho programa. (Trasladar que en mi retiro y muy
intencionadamente carezco de Tv, la higiene mental para mí al menos es
necesaria para hacer lo que estoy haciendo, re-colocar mis piezas). Irremediablemente
lo compartí en mi Facebook:
¿Qué diferencia
hay entre hablar sobre la eficiencia y la necesidad de los asesores políticos o
sobre los enchufados? Veis la diferencia de planteamiento? No digo más y lo
digo todo¡¡¡ Esto es televisión.
Iba
camino del espectáculo televisivo del sábado por la noche y no quería hacerlo “desnuda”. Mi whatshapp y mi DM ardían, familia, amigos, clientes, compañeros, seguidores,
la batería iba bajando de manera escandalosa y yo metida en el baño de un tren
#enchufada (jajajaja en esta ocasión así fue) al único enchufe disponible en el
vagón número 7.
Después
de tres llamadas y dos emails, conseguí a las 20:00h el “contenido” de mi
intervención. Con la respuesta era necesario un cambio de estrategia y enfoque,
a tan solo 60 minutos del inicio del programa, de lo que me dijeron por teléfono
a lo que sería, había un gran matiz que requería una nueva planificación de
argumentario y junto a mi amiga Imma @immaaguilar
(la asesora de la asesora jajajaja) preparamos mi intervención.
No
quiere decir que estuviera mal la información facilitada de un inicio, y tampoco que yo
tenga que cambiar el discurso de lo que sabemos hacer los asesores y porqué sí
somos necesarios, simplemente una necesita ser habilidosa, camaleónica,
profesional para aprovechar los pocos minutos que dispone en un plató de TV, dentro
de un debate que ya viene predispuesto a ser una “carnicería” televisiva, pues
toda la publicidad está basada en lo #dbtenchufados que estamos.
Podéis
imaginaros lo caliente del tema que hasta vía whatshapp recibí un mensaje diciéndome
que me habían llamado a mí, no por mi profesionalidad y mis años de trabajo ejecutado
de una forma independiente y con valía, sino por mi “enchufe” de una de las
sedes de un partido mayoritario. Todo un despropósito que solo acababa de
comenzar. Lo dicho, para reír y no llorar.
Un
coche viene a recogernos al Hotel, a menos
de 200m de Telecinco, tenemos que dar una vuelta a todos los estudios, para
poder entrar, nos reciben, a partir de aquí no iré sola a ninguna parte
exceptuando a plató. Mi asesora Imma va conmigo, que tranquilidad da siempre
estar rodeada de buenos (profesionales y ante todo amigos) y nos llevan directamente a maquillaje. Dentro,
observo con detalle como van llegando uno a uno como un desfile bien organizado,
Alfonso Merlos, Antón Losada, Jorge Verstrynge, Sardá, Isabel San Sebastián y Jaime González y
es ahí donde realmente una se da cuenta donde está y la responsabilidad que
tiene.
Nada
más pasar a la “Sala Vip” me encuentro con Cristóbal Fernández (@cristobalfdez) y Mª Carmen P (@Mdlle_Carmen) de Tuenti, Sebastián
Muriel (@SebasMuriel) está siendo
entrevistado por Sándra Barneda en ese mismo momento. No estamos solos, también
se presenta el Presidente de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios
(CSI-F) Miguel Borra.
En
ese mismo instante me llaman, salgo de la sala vip y me informan de la realidad
de la situación, (acordaros que pedí “contenidos” y este pequeño detalle se
obvio en la información) Miguel Borra estaría compartiendo espacio conmigo y
defendería la postura de que los asesores no somos necesarios y que la administración
pública dispone de las personas adecuadas para desarrollar las tareas que
cubrimos los asesores, y lo digo suavemente porque la realidad es que me
dijeron “Te enfrentarás a él, ten preparado un mensaje claro y conciso porque no
disponemos mucho tiempo y la entrevista prevista con Sandra Barneda queda relegada a
un titular”.
Y
de nuevo es necesario un cambio de estrategia, así es la televisión y así es la
realidad, nada es como comienza sino que lo importante es el desarrollo minuto
a minuto, por no decir a centésima de segundo. Como la vida misma. Entramos en plató, nos ponen
micros, conversamos con los tertulianos, presentaciones, alguna justificación
graciosa de porque hoy me toca defender una postura y no otra y comienza el
#dbtenchufados.
Miguel
Borra y yo estamos justo en primera fila, enfrente de Jordi Gonzalez y los tertulianos. Comienza
el “show”.  Soy consciente de dos cosas,
una que la elección de mi presencia por el contenido y la forma no es la más
adecuada, aunque si acertada, yo soy asesora independiente, no estoy pagada por
la administración pública ni por ningún partido, mis honorarios no salen del dinero
del ciudadano, conozco pocos y contados con los dedos, de perfiles
de asesores (Coach Político) como el mío dentro y fuera de la administración pública, y la
segunda no saldré en antena. Fue una intuición, confirmada cuando nos saludó
Sándra en el primer descanso de publicidad, para confirmarnos que andaban mal
de tiempo. Ella ya sabía que no tendría que entrevistarnos y su saludo fue
exclusivamente protocolario.
Segundo
espacio de publicidad, salgo de plato voy a sala vip a por mí teléfono,
necesito tuittear lo que voy viviendo en plató, confirmo a Imma mi intuición,
que no saldré, lo hago a mi familia y a mis amigos, llevan desde las 22:00h
pegados frente al televisor con más ilusión que yo por verme ahí, por todo lo
que representa para ellos después de lo que ha supuesto este último año para mí.
Lo
tuitteo: “Chicos intuyo no decirme porqué que no entramos en directo” pienso que
cada una de las personas que me mandaron mensajes y apoyo por esta vía y por
Facebook se merecían una respuesta por mi parte. La realidad es que la televisión
es un negocio, una guerra de audiencias, y un programa en directo vive y se
desarrolla segundo a segundo. Todos los que organizaban la “orquesta” sabían
antes de iniciar el bloque de #dbtenchufados que nuestra participación era
inviable por tema de tiempo. Así es la televisión, entretenimiento a cualquier
coste incluido aquello que no se ve.
Vi
a Bertín Osborne en plató y escuche a Jordi González cerrar el debate. Me
levanté y salí de los estudios de Telecinco. He de transmitir que todo el equipo de personas que
hacen realidad este programa, hacen que sea posible porque es una maquinaria
donde cada uno sabe cual es su responsabilidad y donde comienza la de otro. Se
percibe por la personas y lo recalco, las personas, que todo ello es posible,
que miles de españoles estén entretenidos durante el tiempo que ellos deciden
con el mando a distancia porque detrás de los que se ven en pantalla existe un
equipo que lo hace posible.
No
tuve más remedio que coger a mi asesora y de vuelta por un chófer al hotel a menos de 200m, le sugerí que aunque fuera un polígono,
aunque ahí no había nadie que estuviera tan loco como nosotras, nos fuéramos a
tomar algo y disfrutar de tiempo de calidad con una buena conversación y sin
decirlo y sabiéndolo con muchas risas, por el despropósito continuo de esa noche de sábado.
Tuve
que decirlo ¿Os ha gustado mi intervención? la mayoría entendió mi ironía y
agradezco las palabras de cada uno, incluso la de aquellos que me felicitaron
por mi esplendida intervención. (Recalco, no salí).
Lo
dicho, para reír y no llorar, porque hay gente que sigue siendo envidiosa, hay
momentos incontrolados que solo la paz interior de uno hacen que un momento de estrés
se convierta en un momento de disfrute y saboreo, porque sigue habiendo gente a
nuestro lado incondicionalmente a pesar de todo y eso no tiene precio. 
Es el
valor de la amistad y por ello, no dejo de reír.
Gracias.

You Might Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.