Paciencia / Diligencia / Perseverancia

¿Cómo poder esperar a que
sucedan las cosas sin habernos parado ni un momento y seguir manteniendo la
firmeza del primer momento?
Ejercitar estos tres valores
requiere de mucha fuerza y seguridad en uno mismo y según en qué momento o
entorno nos encontremos uno de los tres flaquea. Parece como que hemos perdido
la habilidad de hacer tres cosas a la vez y a diario hacemos muchas más de una
forma inconsciente, cosa que algunas veces es beneficioso y otras simplemente
nos lleva a un estado de estrés que no tenemos capacidad de prever.
Desde el pasado domingo llevo
en la cabeza la palabra paciencia, mi regreso de Madrid en tren, sí el tren, el mismo que si
sabes disfrutarlo te da la oportunidad de evadirte a tus pensamientos más íntimos
y llegar a darte cuenta de cosas que pasan inadvertidas.
Ayer llegué a una respuesta
después de más de sesenta días de locuras emocionales. Llegué a pensar que
realmente había perdido toda capacidad de razonamiento y que realmente la
quimioterapia había trastornado mucho más mis células de lo que aun así deben.
Ayer lo entendí todo. Lo que hace una simple llamada con la información esperada.
Una llamada, una fecha y la cabeza, deja de dar vueltas como una noria.
Cuando nos enfrentamos a lo
desconocido, cuando no está en nuestra mano el poder actuar para que las cosas
sucedan llegas a un estado de «desequilibrio» que solo la confianza de saber que ya antes
has pasado como un malabarista por una cuerda a doscientos metros de altura, te
hace saber que si te caes no pasa nada, absolutamente nada. Si confías la vida siempre te pone red y amortigua el golpe.
Acepté mi enfermedad como una
oportunidad, me alinee con las químicas como si fueran mis mejores compañeras
de viaje a pesar de todas las contra-indicaciones, me fui de viaje durante dos
meses con la morfina por una negligencia del hospital y simplemente tuve que
dejarme llevar y disfrutar del paisaje, sin embargo nadie me dijo que cuando
todo vuelve a su sitio, cuando ya no necesitas aceptar, ni alinear, ni viajar y
que solo y exclusivamente tienes que vivir, el mundo, tu mundo está roto en mil
pedazos que tienes que recomponer, no con los trozos del golpe de la vida, sino
con aquellos que has ido descubriendo a lo largo de los meses de este tránsito
personal y en el que nadie puede acompañarte. Y ya estás curada y es ahí donde
estás sola. Sola ante la incertidumbre, ante las ganas, ante el cansancio, ante
tu nueva vida y no sabes por dónde empezar. 
Sabes las preguntas, sabes las técnicas, lo sabes porque es lo que sabes hacer con los demás, pero siendo sincera, necesitas
que te pregunten. Es tal el agotamiento emocional que a veces crees que has
entrado en un estado de depresión, por no poder dejar de llorar para sacar todo
lo descubierto mientras aceptabas, mientras te lineabas, mientras viajabas.
Estar curada y no terminar es
lo peor de todo este trayecto. Es como quedarte en el limbo, dando vueltas
hasta que llegue alguien y te coja la mano y te saque de ese estado catatónico donde
tu mundo se ha quedado a la espera de una llamada.
Ayer recibí la llamada, ayer
supe que el próximo 3 de junio, vuelvo a pasar por quirófano. Ayer me sacaron
del limbo.
Y hoy, le doy más importancia a
la paciencia, porque siempre va alineada con el tiempo. Hoy sigo confiando en la
diligencia, pues aunque en el limbo puede parecer que no tienes nada que hacer,
hice mucho más de lo que a simple vista puede percibirse, encontré respuesta a
mis nuevas preguntas. Y hoy sigo con el empuje de no perder la perseverancia
que la vida me ha enseñado desde siempre.
Hay que tener valor y quererse
para darte cuenta que las respuestas
siempre llegan.
Pdta1 La foto me la dieron hace unos días. Fue en la celebración de mi último cumpleaños, estaba inmersa con mis sesiones de quimio. Lo reconozco, #soyafortunada de seguir celebrando cumpleaños.

Pdta2 Trasladaros que los comentarios en el blog está teniendo errores, si no los veis publicados o no contestados, no es a propósito,  estoy buscando la forma de solucionarlo. Gracias y disculpad.

You Might Also Like

2 thoughts on “Paciencia / Diligencia / Perseverancia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.